Tratamiento criogénico

Mantenimiento, compra, venta y consultas sobre luthería.
Kike
Mensajes: 364
Registrado: Mar Feb 18, 2014 12:32 am

Tratamiento criogénico

Mensaje por Kike » Mar Jun 20, 2017 12:54 pm

He abierto esta nueva conversación, que se había iniciado en http://www.guitarraclasicadelcamp.com/v ... 1&start=45 para no mezclar el tema de la tapa armónica allí tratado con el nuevo del tratamiento criogénico.
Para estudiar y conocer los instrumentos con la razón por encima de la emoción y con la evidencia por encima de la opinión.

Kike
Mensajes: 364
Registrado: Mar Feb 18, 2014 12:32 am

Re: Tratamiento criogénico

Mensaje por Kike » Jue Jun 22, 2017 11:35 am

Armonia escribió:
Mar Jun 20, 2017 1:28 am
Acá esta la noticia que escuche hace años sobre la trompeta y la criogenia.
https://www.clarin.com/sociedad/instrum ... nxCKg.html
No es un artículo que aporte mucha información sobre cómo es y cómo funciona el proceso, pero es algo.

También habla de otra tecnología punta que los calienta en vez de enfriar (supongo que con tanta nueva tecnología luego no tratarán de vender estos instrumentos también como 'artesanales'). Consiste en "estirar el metal hasta las contorsiones que conforman a la trompeta o tuba, un paso que puede perturbar la estructura molecular de la aleación metálica. Por el calor al que se lo somete, el metal se volvería más maleable pero también puede desparramar las moléculas"

El desparrame molecular parece ser un defecto colateral y "el superenfriamiento parecería devolver una disposición más ordenada de las moléculas, aliviando el estrés en el metal".

Es curiosa la explicación porque siempre se ha hecho al revés. Para eliminar las tensiones residuales del metal se ha calentado, revenido o recocido. Con el calor las moléculas tienen más facilidad para moverse y recolocarse en una posición más estable. Mientras que el frío las congela en su sitio e impide que se alivien las tensiones. El enfriamiento se ha usado para el temple. Hasta ahora siempre ha sido así. ¿Podría un tratamiento contrario conseguir exactamente lo mismo? Es posible, pero parece extraño. También es raro que se aplique con las trompetas y no con los miles de productos industriales o aeroespaciales donde estas tensiones residuales pueden resultar catastróficas.

¿No es extraño que la congelación se aplique como remedio para compensar los defectos del desparrame, pero que se comprobasen sus maravillosos efectos en una trompeta de calidad mediocre que no había sido fabricada con tan avanzada tecnología del estiramiento hasta las contorsiones?

A mí me parece que no tiene mucho fundamento y que puede ser sólo una original ocurrencia de mercadotecnia (¡Hay tantas ocurrencias!). También es verdad que las informaciones técnicas suelen perder toda fidelidad cuando pasan por la pluma de un periodista que no escriba en una publicación especializada.

De encontrarle algún sentido, optaría porque el tratamiento criogénico acelera el envejecimiento del material y lo volvería más estable. Pero esto es sólo una suposición mía.

Vivo junto a un laboratorio de investigación metalúrgica. Me acercaré a preguntar. Voy a intentar informarme sobre los efectos permanentes del frío en los metales para ver si le encuentro algo de sentido y ver si, como dice el artículo "cura el estrés del metal" y cómo puede afectar a un instrumento "más libre para tocar", "más espléndidamente enfocado", "alargarle la vida", "sonidos extremos", "facilidad para tocar", "gama de colores de los tonos", "calidad de sonido al instrumento, al mejorarle su resonancia". "La respuesta del hombre a los problemas de resonancia". Parece milagroso remedio.

Lástima que en el único experimento que cita, hecho con 20 músicos y 45 instrumentos de la Orquesta de Filadelfia, "los resultados no fueron uniformes" (lo que probablemente quiere decir que la mayoría no notó mejora y entonces, quienes sí la notaron podrían ser los correspondientes al azar y a la sugestión). En un experimento bien hecho estas valoraciones subjetivas tendrían que ser contrastadas con unas precisas mediciones de los parámetros mecánicos y acústicos más significativos.
Armonia escribió:
Mar Jun 20, 2017 1:28 am
Estas son las cuerdas de metal para guitarra eléctrica que comente.
Imagen
Respecto de las cuerdas, es curioso que el fabricante dice que, efectivamente las mete en nitrógeno líquido, pero no destaca (no lo he encontrado rápidamente) para qué lo hace ni cuáles son las ventajas de hacerlo. Cuando habla de las maravillas de sus cuerdas y de su proceso de fabricación habla del 'entorchado compuesto', de la tensión mantenida del núcleo, de la relación de peso núcleo/entorchado... pero nada del congelado.



Estaría bueno encontrar más información y opiniones 'objetivas' de quienes hayan conocido estos instrumentos y estas cuerdas congeladas. Y recopilarla en una conversación aparte, pues parece que nada tiene que ver con la tapa de la guitarra.

Muchas gracias
Para estudiar y conocer los instrumentos con la razón por encima de la emoción y con la evidencia por encima de la opinión.

Kike
Mensajes: 364
Registrado: Mar Feb 18, 2014 12:32 am

Re: Tratamiento criogénico

Mensaje por Kike » Jue Jun 22, 2017 11:39 am

Tengo que reconocer que hasta ayer no había oído hablar de que se estuviese utilizando la ultracongelación en la fabricación de instrumentos musicales (para mí era una cosa del pescado y la verdura). Y hoy ya me parece que se usa en muchos ámbitos: trompetas, flautas, cuerdas, trastes... El elemento común es el metal. Se trata de un tratamiento térmico aplicado a componentes metálicos.

Lógicamente, en un día poca información he podido recopilar, pero espero que haya quien sepa más y pueda hacernos partícipes de su conocimiento. Lo que yo he encontrado hasta ahora es, muy resumido, lo siguiente:

1- Este tratamiento con frío deriva del que algunos aplican a piezas y herramientas de acero, principalmente para aumentar su dureza. Microscópicamente el acero no es una mezcla homogénea y la razón del tratamiento parece residir en cómo una de las fases, la más débil, se transforma en otra fase más resistente. Aún así, no hay consenso sobre el efecto y la correcta aplicación del proceso. A pesar de que se practica desde mediados del s. XX y de que es un tratamiento barato, parece que no se ha generalizado, por lo que yo interpreto que sus resultados no deben ser muy significativos.

2- En un trabajo de fin de carrera en la universidad de Barcelona se experimentó con herramientas hechas con tres tipos de acero. En dos de ellos no se observó nada, pero en el otro tipo se observó un ligero aumento de la resistencia del material.

3- El estudio inicial, que parece que dio lugar a esta ola de ultracongelados musicales, se realizó con 20 músicos y 45 instrumentos de viento de la Orquesta de Filadelfia. Parece que se pidió valoración a los músicos pero no se hicieron mediciones de los parámetros mecánicos y acústicos más significativos y "los resultados no fueron uniformes". Esa forma de presentar las conclusiones del experimento yo la interpreto como que la mayoría de los músicos no notó mejora y entonces, quienes sí la notaron podrían ser sólo los correspondientes al azar y a la sugestión.

4- Tanto desde el punto de vista teórico como del análisis de los resultados experimentales, no parece probable que los efectos del tratamiento a bajas temperaturas observados en el acero puedan ser similares en otros metales y aleaciones (como el latón, el bronce, la plata...), puesto que en éstos no se presentan la mezcla de fases de los aceros ni la posibilidad de que una más débil se transforme en otra más resistente. Por tanto es muy poco probable que se pueda producir algún efecto de este tipo en una flauta metálica o una trompeta, que nunca son de acero.

5- A pesar de lo anterior, hay quien ha sugerido la ultracongelación como tratamiento posterior a la fabricación, para mantenimiento y mejora acústica del instrumento. Sin embargo, este tratamiento no suele ofrecerse solo, sino combinado con otros, con lo cual es difícil conseguir una opinión sobre su auténtica eficacia. Dentro de las pocas empresas que ofrecen este servicio, podemos encontrar, por ejemplo, la criogenización de un instrumento como una trompeta o una tuba ofrecida junto a una limpieza con ultrasonidos, lubricación de válvulas y ajuste de zapatas.

6- Aunque los trastes tampoco suelen estar hechos de acero, sino de latón, algún fabricante de trastes también dice producirlos y mejorar sus características por criogénesis. La propiedad mejorada que resalta es la disminución del desgaste y de la oxidación. Aunque en algún caso también aventura "facilidad para tocar el instrumento" y "mejora del sonido".

7- En un estudio realizado en el LIGO (el observatorio que ha detectado las debilísimas ondas gravitatorias) se estudiaron varios tipos de hilos de acero (del mismo tipo de los usados para la fabricación de cuerdas musicales) sin que se apreciase ningún tipo de cambio en sus propiedades de dureza, resistencia, oxidación, etc. Este es sin duda, el estudio más detallado y riguroso de los que he encontrado. El objetivo de LIGO no era caracterizar las cuerdas desde el punto de vista acústico, sino como elementos constituyentes de los dispositivos usados en sus sensores y experimentos. Así, en las conclusiones del estudio no se menciona el efecto acústico que tiene el tratamiento criogénico. Pero es evidente la estrecha correlación entre las propiedades mecánicas y acústicas de una cuerda, siendo las primeras las responsables de las segundas. Hasta el punto de que hay propiedades mecánicas cuya medida más precisa se obtiene sometiendo a la cuerda a vibraciones similares a las musicales. Si el estudio concluye que no hay variación en las propiedades mecánicas, y puesto que éstas se han medido con un grado de precisión muy alto, puede asegurarse que también habría concluido la invarianza del comportamiento acústico de las cuerdas estudiadas.

8- Algún fabricante de cuerdas para instrumentos musicales habla de mejora en las propiedades de cuerdas, fundamentalmente gruesas y entorchadas (bordones) de los bajos eléctricos, lo que implícitamente hace referencia a cuerdas de acero con mucho material. En las cuerdas finas el efecto podría ser menos apreciable.

9- En un trabajo de fin de máster en la universidad de Singapur se estudió el efecto mecánico y acústico del proceso criogénico sobre cuerdas de acero dispuestas para generar música. La conclusión es que en general no se aprecian diferencias significativas, pero sí una tendencia a un ligero aumento en la producción de tonos agudos en detrimento de los graves. Esto sería compatible con el aumento de la dureza del material. Aún así, no se aprecia pérdida de elasticidad, con lo que no aumentan los parciales inarmónicos.

10- En lo que a mí me parece un simple ejercicio de imaginación derivado del desconocimiento de los datos y hechos anteriores, en algunas revistas sobre música han aparecido publicados artículos (sin aportar datos concretos) en los que se afirma que no es necesario el tratamiento criogénico (por debajo de -150 ºC) sino que puede conseguirse un efecto similar metiendo las cuerdas de la guitarra en el congelador de casa. Y en este caso parece dar igual el tipo de material del que estén hechas: acero, latón, nailon, tripa... siempre mejoran en sonido, duración, comodidad...

Es todo lo que he encontrado por ahora.

Un saludo
Para estudiar y conocer los instrumentos con la razón por encima de la emoción y con la evidencia por encima de la opinión.

Victor
Mensajes: 94
Registrado: Vie Dic 19, 2014 7:04 am
Ubicación: Soria

Re: Tratamiento criogénico

Mensaje por Victor » Dom Ago 27, 2017 2:31 am

El otro día me ofrecieron en Granada unas cuerdas para guitarra de nailon "magnetizadas".
Me aseguraron ventajas parecidas a las de las cuerdas criogenizadas: mejora del sonido, menor desgaste, etc.

Al preguntar en qué consistía el tratamiento magnético me aseguraron, entre otras lindezas, que se aplicaba un campo magnético intenso "de muchos voltios" en la dirección longitudinal de la cuerda. Tal energía se mantenía confinada en la cuerda "por muchos años". De ahí el magnífico resultado del tratamiento durante toda la vida de la cuerda.

A la pregunta de si al quedar magnetizadas las cuerdas afectarían a la orientación de una brújula me contestaron que no porque se trata de un magnetismo "natural" y "no dañino" ni para las cuerdas, ni para la guitarra, ni para el guitarrista, ni para el ambiente.

¿Hasta dónde podemos llegar con tanta gente haciéndose pasar por expertos en guitarras y sus complementos tratando de estafar a los más incautos?

He denunciado ante la consejería de consumo tanto al vendedor como al fabricante por publicidad engañosa e intento de estafa. Ya veremos si sirve de algo.

Volver a “Luthiers, taller de guitarras”